sábado, 3 de agosto de 2013

Historia del indio del Billete de Un Lempira

Reconocimiento a la historia en la moneda nacional


Billete de un lempira de 1974.
Billete de un lempira de 1974.

Por: Esther Alexandra Garwer
Hacia 1926 Honduras había sido invadida por monedas de plata de diferentes países de América, que vinieron a formar parte de nuestro numerario circulante, resultando con esto que en el país corrían monedas que habían sido desplazadas de otras partes del mundo, y prácticamente no teníamos moneda propia. Por tal razón el Poder Ejecutivo, deseoso de establecer la uniformidad del sistema monetario del país, presento al congreso nacional en el mes de marzo de 1926 un proyecto decreto tendiente a corregir tal anomalía. Para que estudiara el mencionado proyecto, la asamblea nombro una comisión especial integrada por los diputados Plutarco muñoz, Paulino valladares, Donato Díaz Medina, y Salvador Orellana

Don Pedro Amaya en un proyecto que elaboró hace algún tiempo, pedía que el nombre de la moneda fuera Morazán, y ese nombre debe aceptarse, pues Morazán es el símbolo dela independencia y de la libertad. Castañeda dijo que debe darse un nombre a la moneda que sintetice nuestra autonomía y nuestro pasado. Confiesa que admira a Morazán como el genio de la guerra en centro América y como el símbolo de la unión hecha, y desgraciadamente para él se rompió en sus manos.

Fotografía del recluta que sirvió de modelo para la nueva imagen de Lempira en los billetes. (Cortesía BCH)
Fotografía del recluta que sirvió de modelo para la nueva imagen de Lempira en los billetes. (Cortesía BCH)

El general Morazán fue uno de nuestro guerrilleros y no fue más por eso, que el representante de nuestros bochinches intestinos. No brillo su talento de estadística y solo fulguro su espada, como un genio de la guerra. Lempira fue guerrero, aquel indígena defendía nuestra autonomía y sin que uno sea más que el otro, hace moción para que el nombre de la moneda sea LEMPIRA. La creación de nuestra unidad monetaria, el Lempira, data del 3 de abril de 1926 y due puesta en circulación en la década de 1930.

El Lempira, cuyo código ISO 4217 es HNL, se convirtió en la unidad monetaria de Honduras mediante decreto emitido con fecha 9 de marzo de 1931 “denominando con el nombre de Lempira a la unidad de la moneda nacional de Honduras”. Se divide en 100 centavos y el organismo responsable de la emisión del mismo es el Banco Central de Honduras. Circulan monedas de 5 y 10 centavos (aleación de cobre y zinc) y 20 y 50 centavos (aleación de acero y níquel). Circulaban monedas de 1 y 2 centavos (fabricadas con una aleación de acero y cobre). Por lo que respecta al papel moneda, circulan billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 lempiras. También circulan billetes de 500 lempiras, que son de color violáceo y tienen la cara de Ramón Rosa en el frente.

Pero hay una historia relacionada con el billete. Desde las bambas (monedas de 0.900 de plata) el indio utilizado en las monedas hondureñas era un indio norteamericano con plumas y cara cuadrada. En los años 70 dicha imagen fue cuestionada por los antropólogos e historiadores, debido a que nuestros nativos americanos no usaban plumas en su cabeza, excepto los altos dignatarios y gobernantes que utilizaban un tocado con plumas. Es por ello que el Banco Central de Honduras, decidió rescatar la historia al darle a la raza lenca, quienes tuvieron el mérito de hacerle frente al español y a quienes Elempira pertenecía por ser miembro de la tribu, el reconocimiento merecido en la impresión de monedas y billetes. Para ello, había que buscar a un lenca que sirviera de modelo para la imagen de Elempira.

Manuel Castillo Girón fue el fotógrafo que captó las imágenes de los billetes que 1 Lempira de 1974 y el de 2 Lempiras de 1976, en el blog Billetes de mi país encontramos la narración de Gilberto Izcoa, de la Asociación Numismática de Honduras quién lo visitó en 2009 y entrevistó a este personaje: “los apellidos me sonaron bastante otoreños por lo que decidí llamar por teléfono a mi madre que nació en Jesús de Otoro, Intibucá, para preguntarle si sabía algo de algún paisano con estos apellidos, mi mamá me dijo “Claro que se quien es: ! es Samuelito el hermano de lita y Manuelito Castillo Girón!”. Inmediatamente le pregunté a mi mamá si podía ponerme en contacto con él. Veinte minutos después mi madre me devolvió la llamada y me dijo; “Dice Samuelito que le llamés”. Inmediatamente contacté a Don Samuel y acordamos que nos veríamos en su casa en Tegucigalpa”.

Samuel Castillo Girón, el fotógrafo que tomó la imagen del recluta que sirvió de modelo para el “nuevo indio” del BCH (Cortesía Asociación Numismática de Honduras lo visitó en 2009 y deja constancia en  billetesdehonduras.blogspot.com/)
Samuel Castillo Girón, el fotógrafo que tomó la imagen del recluta que sirvió de modelo para el “nuevo indio” del BCH (Cortesía Asociación Numismática de Honduras lo visitó en 2009 y deja constancia en billetesdehonduras.blogspot.com/)

En la entrevista Don Samuel Castillo Girón, comentó que por muchos años trabajó para el Banco Central de Honduras como auditor y que ya estaba jubilado. Hombre lúcido para su edad, ameno para tratar temas de historia, extenso para dar las explicaciones de los hechos que refiere, me aclaró de donde venía lo de su seudonimo de Teófilo Canzice.

Hasta 1968, el Banco Central de Honduras (BCH) mantuvo en sus billetes de un lempira la efigie de un “indio” caracterizado por una pluma en su cabeza. Después tocaron el tema de la historia de cómo había retratado al recluta que aparece desde 1974 en los billetes de 1 Lempira y relató cómo pasó por varias barracas hasta encontrar a un muchacho de rasgos lencas que sustituiría al Cacique Lempira que aparecía emplumado desde los tiempos de Banco de Honduras y luego en los del Banco Central de Honduras.

Fue en 1974 cuando el “indio” ya aparece desplumado  por primera vez. El rostro del nuevo lempira se realizó a partir de la fotografía tomada por Samuel Castillo Girón. Él tomó la foto y la casa emisora Thomas de la Rue & Company Limited se encargó de editarla tal como ahora aparece. Este hombre, originario de Jesús de Otoro, Intibucá, laboraba para ese entonces como auditor en el BCH. Lamentablemente, el nombre del recluta con rasgos lencas que posó se desconoce y tocará ahora a los historiadores, encontrar al mismo para así tener completa la historia del indio desplumado. Por el momento solo nos resta observar con orgullo que se le reconoció un espacio a la historia nacional, a la verdadera, reconociendo el origen lenca del héroe y recordándonos que todavía están entre nosotros los verdaderos dueños de Honduras.

Fuentes:
1.    Historia de Honduras.hn
2.    http://billetesdehonduras.blogspot.com/2010/03/samuel-castillo-giron-el-otoreno-que-le.html
3.    http://www.laprensa.hn/Secciones-Principales/Vivir/Cultura/Lempira-81-anos-en-la-moneda-de-Honduras#.UfHmqaxq2So

1 comentario: