lunes, 16 de noviembre de 2015

A 100 años del inicio de la Primera Guerra Mundial

A 100 años del inicio de la Primera Guerra Mundial
Recopilación original de Edgar Soriano Ortiz.

 Entre  1914 y 1918 Europa fue surcada por trincheras donde la muerte se volvió  la única salida para millones de personas en los frentes de batalla y en las ciudades donde los intereses socio- económicos estaban en disputa.

Honduras estaba gobernada por el  manuelismo, facción heredera del General Manuel Bonilla (fallecido en 1913), al momento de la guerra los periódicos informaban de un conflicto lejano, sus fuentes eran los consulados inglés y el alemán, incluso algunos medios como el de Paulino Valladares, El Cronista, quien abría espacios para reportes de empresarios  poderosos e influyentes comerciantes como Siercke de la zona sur y central del territorio.

Aunque se mantuvo diversas opiniones en relación a la guerra europea, el 29 de octubre de 1914, Paulino Valladares, por ejemplo, llamaba a la tolerancia sobre las diversas notas publicadas en su medio y evidenciaba algunas simpatías por Alemania. Por otro lado muchos intelectuales como el apoyaban la Liga  de la Defensa Nacional Centroamericana, que se oponía a la avanzada geopolítica estadounidense en el istmo.  Sin embargo las diferencias a favor de Alemania cambiaron tras la declaratoria de Guerra de los Estados Unidos a Alemania en 1917, debido a que el gobierno de Honduras fue presionado fuertemente para que declarar la guerra e interviniera en los bienes y acciones de los ricos comerciantes alemanes. Inicialmente el gobierno de Honduras solo rompió relaciones diplomáticas en mayo de 1917, seria de los últimos gobiernos de Centroamérica en declarar la guerra, el 19 de Julio de 1918.

El momento más visible en que el tema de la Gran Guerra estuvo en la opinión mediática y política nacional fue a principios de 1919, cuando la fractura del manuelismo tomo aires confrontativos y cuando la facción liberal que impulsaba la candidatura de Rafael López Gutiérrez (Pacán) entro en escena por el control político. El gobierno del presidente Bertrand impulsaba la candidatura del médico Nazario Soriano. Las mutuas acusaciones de germanófilos o sea de simpatizantes de los alemanes ocupo los espacios en la prensa nacional. El gobierno de Bertrand acusaba a la oposición liberal Rafaelita de intentar fallidamente en el congreso derogar el Estado de Sitio aprobado después de la declaratoria de Guerra contra los Imperios Centrales.

 Pero la guerra que le toco vivir a los habitantes de Honduras fue la guerra civil de mediados de 1919, justo cuando en Europa se firmaban los tratados de paz en Versalles. La guerra desarticuló las filas del manuelismo y Rafael López Gutiérrez(Pacán) saco provecho hacienda su injerencia para tener de su lado a los caudillos políticos de aquella época.

El presidente hondureño Francisco Bertrand siguió el ejemplo de los Estados Unidos y rompió relaciones al mismo tiempo Nicaragua hizo. En 19 julio de 1918 se convirtió en la última nación en el mundo para declarar la guerra. Esta simpatía por los Estados Unidos antagoniza el gran número de alemanes que vivían en Honduras y en 1919 se tomó represalias mediante el apoyo a sus enemigos políticos en derrocarlo. (http://www.worldwar1.com/sfla.htm), http://www.firstworldwar.com/features/declarationsofwar.htm.

https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gifHonduras rompe relaciones diplomáticas con Alemania el 17 mayo 1917 (http://www.1914-1918.net/chronology/1917_may.html). Pero lo que realmente trajo una ola de inmigrantes-a todo el continente americano-fue la Primera Guerra Mundial, el colapso del Imperio Otomano y el retraso de la unidad árabe por la independencia del dominio colonial. "Muchos de nuestros padres y abuelos en Palestina ahorraban su dinero para ir a Estados Unidos", dice Saybe. "Compraron boletos de tercera clase, que eran todo lo que podían permitirse. No eran demasiado inteligentes geográficamente. La primera parada era o el Caribe o América Central.  (The Arabs of Honduras Written by Larry Luxner in http://www.saudiaramcoworld.com/issue/200104/the.arabs.of.honduras.htm)
Los países centroamericanos y del Caribe desarrollaron lentamente a en primer lugar, en comparación con el resto de América Latina, pero la "primera globalización" parece haber sido bueno para ellos y ganaron posición en términos de crecimiento de las exportaciones por habitante en la región. la primera Guerra Mundial, el colapso de la globalización, y la recuperación de la posguerra representado un contexto más favorable para los grandes países de la cono sur. Como consecuencia de ello, a finales del período las cosas parecen estar volviendo al punto de partida: tras el fin de la globalización países pequeños cayeron de nuevo a su posición anterior (La Geografía Guerra y carbón comercial Primer Mundo en América Latina y el Caribe, 1890-1930, by Marc Badia-Miró and Anna Carreras-Marín)

La primera guerra mundial tuvo efectos negativos para Honduras, para 1914 el precio de la banana empezó a caer y como adición la guerra en general redujo la exportación de los productos de agricultura, la entrada de USA en 1917 a la guerra obligo a estos usar todos los barcos de empresas privadas en el esfuerzo para ganar el conflicto, haciendo productos de agricultura escasos, esta escasees de bienes agrícolas trajo la inflación mundial y el decline del comercio redujo los ingresos de los gobiernos por tarifas de importación-exportación, las compañías bananeras sin embargo continuaron prosperando, solo La Standard Fruit Company reporta una ganancia de U$ 2.500.000.00 en 1917 y a pesar de todos los problemas económicos del pais, Honduras apoyo USA en el conflicto, declarándole la guerra a Alemania. (angelfire http://www.angelfire.com/ca5/mas/maya/heren/c0502.html)(The expanded role of the United states in http://countrystudies.us/honduras/16.htm.)
FRANCISCO BOGRAN BARAHONA (1919-1920) El 4 de abril de 1919, el pueblo de Honduras fue convocado a elecciones generales para elegir el Presidente y Vicepresidente. Las condiciones de la Primera Guerra Mundial tenía repercusiones porque  el Estado de Sitio no se había levantado en las principales ciudades. Para continuar en el control  de la Administración pública, el Presidente Francisco Bertrand intentó imponer la candidatura del doctor Nazario Soriano.
Juan Pablo Wainrigth cuando sale de la cárcel en San Francisco, estalla la Primera Guerra Mundial, y se engancha en las filas de las tropas del ejército de Canadá, próximas a entrar en acción. Por su valor y bravura es ascendido a sargento y luego a teniente. Sale ileso de la gran contienda y es condecorado con medallas de oro y plata. (Juan Pablo Wainwright pionero del movimiento revolucionario hondureño en http://todo.honduraslaboral.org/leer.php/1698)

Honduras defiende al Kaiser Guillermo II en base al derecho internacional.



Una Actitud de Postguerra.
En el gobierno del doctor Francisco Bertrand (1919) nombro al doctor Policarpo Bonilla como representante de Honduras en las Conferencias de Paz de Versalles( Paris), donde tuvo una actuación destacada , por la originalidad jurídica de su planteamiento y por el hecho de representar a un país pobre y desconocido.


La voz de la justicia y la conciencia se levantó en discurso memorable cuyo texto dice:
"La delegación de Honduras tiene la pena de expresar una opinión contraria a la que ha sido sostenida por los eminentes jurisconsultos que han redactado el proyecto de artículo del establecimiento de las reglas para deducir las responsabilidades de la guerra. Al asumir esta actitud la Delegación cumple un deber de respeto a los principios de la justicia universal adoptados en la Constitución de su país."

"La legislación escrita de todos los países civilizados ha consagrado el principio incontestable de derecho internacional, que nadie puede ser juzgado ni castigado por delito que no haya sido previa y expresamente definido y penado por la ley".

 "La Delegación de Honduras considera improcedente el juicio de su majestad Guillermo II de Hohenzollern, ex emperador alemán (1919), sujeto a acusación por el artículo I del proyecto que se discute. Para hacerlo no hay en verdad ninguna ley ni precedente internacional. Un Jefe de Estado no es responsable sino ante su propio pueblo: este solo puede juzgarlo y condenarlo conforme a las leyes regularmente establecidas."

No habiéndolas, habría justicia en juzgar y condenar al pueblo alemán en masa , que ha seguido y tolerado los actos de sus gobernantes, pero esta condenación no puede ser efectiva sino en la forma que la Conferencia ha conseguido para conseguirlo : imponiendo al pueblo alemán una indemnización o reparación de todos los daños causados en una guerra injusta y cruel a que se dejó arrastrar".

"En consecuencia, creemos tampoco hay derecho para exigir del Gobierno de los Países Bajos la extradición del que fue el Emperador Alemán y como no sabemos que exista en Holanda y una o varias de las potencias aliadas y asociadas, un tratado de extradición que comprenda el caso, es nuestra convicción que Holanda no podrá acordar lo que se le pide sin violar sus propias leyes."

"El proyecto que tenemos ante nosotros, se trata de juzgar y condenar a toda persona contra la cual se puede deducir una responsabilidad cualquiera por sus actos en violación de las leyes y costumbres de la guerra: el juicio tendría lugar ante los tribunales militares y seria conforme con las leyes militares del país aliado o asociado a que pertenezca el ofendido".

Tomado y recopilado del libro: " Las Ideas Políticas en Honduras"(Varios autores).
Paginas: 249-250.


miércoles, 14 de octubre de 2015

A 523 años de la empresa Colombina: 12 de octubre de 2015



12 de octubre de 2015: a 523 años de la empresa Colombina
Por  Esther Alexandra Garwer y
Rolando Zelaya y Ferrera

Entre los documentos expedidos por los Reyes Católicos el 30 de abril de 1492 podemos destacar una provisión dirigida a los vecinos de Palos de la Frontera, que les ordenaba servir con dos carabelas durante doce meses, en virtud de unas penas impuestas con autoridad.

El costo de la expedición fue estimado en 2.000.000 de maravedís, más el sueldo de Colón. En contra de la idea popular de que fue sufragado por «las joyas de Isabel la Católica, hemos de aclarar que la mitad de dicho dinero lo prestó el ya citado Luis de Santángel con fondos de la Santa Hermandad, la cuarta parte la aportó el mismo Colón -que a su vez los pidió prestados-, y la cantidad restante probablemente la derramaron banqueros y mercaderes italianos residentes en Andalucía.

La provisión del 30 de abril de 1492 fue leída el 23 de mayo de dicho año en la iglesia de San Jorge, en Palos, en lo que podemos considerar el principio de la cuenta atrás de la partida de la expedición; asimismo, Colón comunicó las órdenes reales que traía para las otras autoridades de los demás puertos del Atlántico andaluz, conminándoles a que le auxiliasen en cuanto fuera menester. Martín Alonso Pinzón tuvo una intervención tan decisiva tanto en la recluta de hombres como en la de barcos que Colón le prometió que partiría con él las ganancias de la expedición.

Si bien Colón mandó embargar unos barcos en Moguer, no los debió utilizar. Al parecer, fue Martín Alonso Pinzón quien contrató los barcos definitivos, pues él conocía bien las condiciones de los navíos de la región, y hasta es posible que los hubiera tenido a su servicio.
Como es conocido, la expedición partió con tres barcos, dos carabelas y una nao, sí, una nao, una flota de configuración similar a la utilizada por Bartolome Dias en 1487-1488.

La nao era La Gallega, rebautizada como la Santa María, propiedad de Juan de la Cosa, natural de Santoña, pero vecino del Puerto de Santa María. La carabela de menor tonelaje era la Santa Clara, rebautizada como La Niña, propiedad de Juan Niño, vecino de Moguer, y la pagaron los vecinos de Palos. La Pinta era de Cristóbal Quintero, vecino de Palos, y probablemente fue requisada, pues sabemos que su dueño iba en el viaje «de mala voluntad». Sobre las características técnicas de estos barcos, hemos de decir que hay estimaciones bastante divergentes, entre otras razones, porque a veces es difícil señalar las equivalencias entre las medidas antiguas y las actuales.

La Santa María tenía una eslora de 29 metros, tres palos, velamen redondo y un tonelaje que Morrison estimó en más de 100 tm. de arqueo -capacidad de carga de 100 toneles-, y que, en cambio, Molinari afirmó que era de 325 tm. Fue comandada directamente por Colón, su contramaestre fue Juan de la Cosa y los pilotos Sancho Luis de Gama y Bartolomé Roldán.

La Pinta tenía una eslora de 22 metros, tres palos, velamen redondo y la mitad de tonelaje que la Santa María, aproximadamente. Fue capitaneada por Martín Alonso Pinzón, el contramaestre fue su hermano Francisco Martín Pinzón y el piloto, Cristóbal García Sarmiento. La Niña tenía una eslora de 24 metros, desplazaba un tonelaje algo menor que el de La Pinta. Tenía tres palos con velas latinas, pero fueron cambiadas en la escala de Canarias por otras redondas. Fue mandada por Vicente Yáñez Pinzón, su contramaestre fue Juan Niño y el piloto, quizá, Pero Alonso Niño. En total, según las informaciones de Alicia Gould, partieron 87 tripulantes, cuya identificación es segura, y otros 9 marinos sobre los que se tienen dudas. No obstante, otros investigadores han elevado la cifra de expedicionarios hasta 120 hombres.

En su mayor parte, los tripulantes eran andaluces, de Palos y localidades vecinas, aunque había algunos vascos y hombres de otras procedencias. También resulta destacable que viajaron cuatro penados -un homicida y tres acusados de cohecho- porque su existencia, y con una generalización abusiva, ha hecho que algunos estudiosos digan que España, desde el primer viaje, envió a América a individuos marginales de su sociedad. Asimismo, podemos reseñar que la expedición contó con un médico, un cirujano, un escribano, un intérprete que conocía el árabe y el hebreo; y que, en cambio, no se embarcó ningún sacerdote, lo que ha dado lugar a toda una serie de disquisiciones sobre los objetivos del viaje y la mentalidad de Colón.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Independencia 2014

¡Difundiendo la historia de Honduras¡

Por Mónica Garwer

Proyecto Website inició la difusión con el sitio web http://www.historiadehonduras.hn (Foto cortesía Proyecto Website)
Proyecto Website inició la difusión con el sitio web http://www.historiadehonduras.hn (Foto cortesía Proyecto Website)

Durante el año 1993, el Dr. Rolando Zelaya y Ferrera, buscando información para una investigación sobre la guerra de las 100 horas, no encontró nada del lado hondureño pero si mucho del antagonista y de otros investigadores de otros países: era necesario cambiar esta situación.

Por ello para el año de 1994, con un equipo de trabajo encabezado por Esther Alexandra Garwer, se inició el desarrollo del sitio web www.historiadehonduras.hn, en donde se empezaron a registrar investigaciones hechas por personas adscritas al proyecto y por otros colaboradores externos, hasta completar un sitio que contiene la historia de nuestro país, de sus héroes y próceres y de sus símbolos nacionales.

A partir de allí, surgió la iniciativa de difundir por todos los medios posibles, la información actualizada y de calidad que historiadores hondureños de la nueva escuela, estaban lanzando a un mercado difícil de alcanzar por los costos de publicación y distribución.

La historia de Honduras que estaba siendo reescrita por competentes profesionales de la historia, se perdía en las limitaciones del espacio de difusión, ya que aunque se publicara, era difícil llegar a todos los medios posibles para poder llevar la información veraz y reciente a las masas ávidas de estudiar el pasado para comprender su presente y así, planificar mejor su futuro.

Uno de los primeros colaboradores con este proyecto de difusión fue el Lic. Rodrigo Wong Arévalo, quién ofreció el espacio para publicar cortos sobre la historia nacional en la prestigiosa revista llamada Hablemos Claro, y haciendo honor al nombre de la misma, queremos dejar claro que desde un inicio, el Lic. Wong mostró total credibilidad y confianza en lo que se publica en su espacio.

Esther Alexandra Garwer quién inició la difusión con el sitio web http://www.historiadehonduras.hn (Foto cortesía Proyecto Website)
Esther Alexandra Garwer quién inició la difusión con el sitio web http://www.historiadehonduras.hn (Foto cortesía Proyecto Website)

Con la creatividad de la dinámica Jimena Andino, quién enfrentó el reto de llevar un texto histórico a una presentación atractiva y atrayente para el lector, se ha logrado con éxito como resultado, una sección leída ampliamente entre ese gran público de esta revista.

Otro espacio escrito se abrió un par de años después cuando el Lic. Manuel Acosta, Gerente General de Diario La Tribuna concedió un amplio espacio en la sección Dominicales en dicho periódico para compartir con un público más amplio a nivel nacional, las incidencias de nuestra vida como sociedad. Diario La Tribuna en su sección dominical, lleva la información que reside en la web de historiadehonduras.hn y a la vez, otras investigaciones y temáticas que ya van brindando resultados y que aún no se publican en la web.

En este sentido, la sección dominical de “A la luz de la historia” en Diario La Tribuna brinda primicias de investigaciones que se están realizando para poner a disposición fuentes nuevas para los investigadores y para todos aquellos interesados en la historia local, en un atractivo formato creado por Evelyn Romero, encargada de diagramar con sus habilidades este espacio histórico.

El gran salto en la difusión de la historia nacional fue la televisión. Rossana Guevara nos invitó a compartir durante cuatro años y medio la sección de Historias de la Historia en el “prime time” de Telenoticias Cinco, desde donde catapultamos la historia a otra dimensión más atrayente y educativa, lo que ha provocado que todavía hoy en día las personas detengan en la calle al Doctor Zelaya y Ferrera para preguntarle cuando vuelve  a hacer las historias!

Rolando Zelaya y Ferrera, quién es el presentador de las cápsulas, durante la grabación en la Biblioteca Virtual de Televicentro (Foto cortesía Producción Televicentro)
Rolando Zelaya y Ferrera, quién es el presentador de las cápsulas, durante la grabación en la Biblioteca Virtual de Televicentro (Foto cortesía Producción Televicentro)

Pero el asunto de la televisión no paró allí: el famoso productor nacional Juan José Romaña inició el espacio para una producción que tiene tres años de salir al aire cada septiembre, me refiero a la serie “Independencia”, que consiste no sólo en las cápsulas informativas de historia sino también la información durante el desfile del 15 de septiembre y a lo largo de todo el mes.

Este año, la secuencia “Independencia 2014” incluyó frases célebres de los héroes y próceres nacionales en la voz de destacados periodistas, así como el promo correspondiente al aniversario de la televisión en Honduras.

La serie “Independencia” es pre producida por Esther Alexandra Garwer; el diseño preliminar de las cápsulas para todo el mes es producto del esfuerzo y trabajo coordinado por la MSc Garwer, quién desde enero trabaja las propuestas que son discutidas con el Dr. Zelaya y Ferrera y posteriormente una se selecciona al final para presentarla a Juan José Romaña a fin de que el evalúe la propuesta o indique hacia donde redirigirla, de acuerdo a la temática principal hacia donde se dirigirá la serie ese año.

Son consultadas miles de páginas de texto, se seleccionan imágenes del banco que el proyecto tiene (más de 5,000) para ilustrar las cápsulas y se editan los textos que serán presentados en las mismas.

Una vez aceptadas por Juan José Romaña estas pasan a la etapa de producción. Se conforma un equipo con Juan José Romaña a la cabeza como productor y director general; Mario Sierra como asistente de producción y coordinación; José David Ponce a cargo de la edición y post producción; la animación de Edwin Cruz; Juan José Núñez como diseñador gráfico y Jared Lanza a cargo del audio.

El Productor y Director General Juan José Romaña, durante la dirección de la producción de Independencia 2014 (Foto cortesía Producción Televicentro)
El Productor y Director General Juan José Romaña, durante la dirección de la producción de Independencia 2014 (Foto cortesía Producción Televicentro)

Se inician sesiones de grabación en vivo por cada cápsula y se coordinan las imágenes grabadas del presentador con los fondos virtuales y las imágenes de memoria gráfica.

Al final, el fabuloso producto que el televidente puede ver bajo el nombre “Independencia 2014” es el arduo trabajo de este profesional equipo que durante tres años ha dado lo mejor para que el pueblo hondureño conozca a través de su memoria gráfica y de la manera más educativa posible sin perder por ello el concepto de entretenimiento.

Como pueden ver, el proyecto, directa o indirectamente, conlleva el compromiso de muchas personas, en particular de destacadas mujeres, compromiso acatado únicamente bajo la premisa de difundir educación en Honduras, difundir la verdadera historia, objetiva e imparcial, para aprender de ella y llevar a Honduras por un mejor destino que tanto merece.

Agradecemos a todas las buenas personas que se han sumado a esta tarea de llevar la historia al conocimiento popular, personas quienes junto al pueblo hondureño, todos, seguimos haciendo historia.

BIBLIOGRAFÍA: http://www.historiadehonduras.hn/

Pregunta o solicita temas en nuestras páginas en FACEBOOK:
http://www.facebook.com/pages/Historia-de-Honduras/
http://www.facebook.com/pages/Historias-de-la-Historia-de-Honduras/
https://www.facebook.com/porladignidaddehonduras/

o búsquenos en nuestro blog
http://historiadehondurasenlinea.blogspot.com/

cintillo1

viernes, 11 de julio de 2014

Honduras en la II Guerra Mundial...

Héroes anónimos: hondureños en la segunda guerra mundial


Cnel-(r)-FAH-Francisco-Zepeda-Andino 
por el Cnel. (R) FAH
Francisco Zepeda Andino

Uno de los eventos que marcaron el siglo XX de una manera negativa fue la Segunda Guerra Mundial. Millones de personas, hombres, mujeres y niños, perecieron cuando la muerte les llegó en tierra, el cielo o el mar. Nuestra nación, al no tener fuerzas militares que se pudieran enviar a los campos de muerte de Europa, Asia o África, no obstante, por medio de ciudadanos civiles, contribuyó al esfuerzo por derrotar a las fuerzas del Axis. Es así como compatriotas, en su mayoría de la costa norte hondureña, se exponen como tripulantes de barcos mercantes, a ser hundidos por los submarinos alemanes que extendían su radio de acción hasta en continente americano y nuestras costas. No creo conocer que alguien se haya dedicado a documentar la vida y muerte de esos valientes catrachos, en parte debido a la falta de archivos e información que nos detallen los eventos necesarios. He encontrado un sitio de internet dedicado a recopilar la historia de todas las acciones bélicas de la flota submarina de Hitler, (KRIEGSMARINE). En ese sitio se pueden encontrar datos como los diferentes barcos civiles y militares atacados, quién lo hizo, la posición geográfica donde ocurrió el ataque, la suerte corrida por el atacante, etc. y, más importante de todo, los nombres y apellidos de los tripulantes de diferentes nacionalidades que sobrevivieron o fallecieron. Algunos de los detalles están incompletos sobre la edad y posiblemente, el nombre o apellido ha sido “americanizado”. De acuerdo a la información, de 1939 a 1945, se han localizado 20 hondureños que como tripulantes de barcos de bandera hondureña u otra, fueron torpedeados o atacados con cañones, e infortunadamente, 14 de ellos murieron, varios en plena juventud. A continuación la lista de los valientes hondureños que entregaron su vida en la defensa contra el fascismo o el imperialismo:

Honduras-Segunda-Guerra-Mundial 

1. José Ávila, bombero, Barco “SAN BLAS”, hundido 17 de junio, 1942.
2. Raymond Barrow, cocinero, falleció el 19 de julio, 1942, barco “BAJA CALIFORNIA”.
3. Henry A. Bennett, marinero, barco “SAN BLAS”, hundido 17 de junio, 1942.
4. Cyril Bodden, carpintero, 42 años, falleció el 8 de junio, 1942, barco “TELA”.
5. Reuben Carranza, maquinista, 23 años, fallecido el 10 de junio, barco “TELA”. (Carranza sobrevivió el hundimiento del TELA, fueron recogidos por el barco “PORT MONTREAL”, quien a su vez fue hundido el día 10).
6. Bartalo Coloman, maquinista, Barco “SAN BLAS”, hundido 17 de junio, 1942.
7. Fausto Del Arca, marinero, barco “SAN BLAS”, hundido 17 de junio, 1942.
8. José M. Escoti, marinero, 21 años, falleció el 10 de junio, 1942, barco “TELA y PORT MONTREAL”.
9.- Lázarus Espinoza, bombero, 20 años, falleció el 8 de junio, 1942, barco “TELA”.
10. Roland Hewie, mesero, fallecido el 19 de julio, 1942, barco “BAJA CALIFORNIA”.
11. Cyril Howell, marino, barco “SAN BLAS”, hundido 17 de junio, 1942.
12.- Matri Martínez, 27 años, camarero, falleció el 8 de junio, 1942, barco “TELA”.
13. Adolfo Mejía, bombero, 23 años, falleció el 13 de noviembre, 1943, barco “POMPOON”.
14. Luis Mejía, mesero, 23 años, falleció 19 de julio, 1942. Barco “BAJA CALIFORNIA”.
15. William Page, marinero, 46 años, falleció el 13 de noviembre, 1943, barco “POMPOON”.
16. José Palencia, bombero, 30 años, fallecido el 8 de junio, 1942, barco “TELA”.
17. Stanley Riddock, cocinero, 24 años, falleció el 13 de noviembre, 1943, barco “POMPOON”.
18. Albert Simons, maquinista, 23 años, fallecido el 8 de junio, 1942, barco “TELA”.
19. Gustavo Suazo, marinero, barco “SAN BLAS”, hundido el 17 de junio, 1942.
20. Herberto Zúniga, maquinista, 42 años, fallecido el 8 de junio, 1942, barco “TELA”.

Además de lo anterior, datos sobre los diferentes barcos:

Honduras-Segunda-Guerra-Mundial-2 

1. Barco TELA. 3,901 toneladas, propiedad de la Empresa MAYAN SS, (United Fruit Company). Base: Puerto Cortés. Atacado a las 06:59 del 8 de junio, 1942 por el submarino alemán U-504 al mando del capitán Hans-Georg Friedrich Poske con 2 torpedos. Posición: 18.15° Norte, 85.20° Oeste, o sea, unos 480 kilómetros al nor-este de las Islas de la Bahía, a la altura de Chetumal, México, mar adentro. Tripulación: 54, (11 fallecidos y 43 sobrevivientes). El barco se incendió en 5 minutos. Los sobrevivientes fueron rescatados por el barco inglés PORT MONTREAL que fue hundido dos días después por el submarino U-68, al mando del capitán Karl-Friedrich Merten, 178 millas al norte de Cristóbal, Panamá.
El U-504 fue hundido el 30 de julio, 1943, en el Atlántico Norte, al nor-oeste de Cabo Ortegal, España, con la pérdida de sus 53 tripulantes.
El U-68 fue hundido el 10 de abril, 1944, al nor-oeste de Madeira, Portugal, con la pérdida de 56 hombres y 1 sobreviviente.
2. Barco SAN BLAS. De bandera panameña, 3,601 toneladas, propiedad de Balboa Shipping Company (United Fruit Company), Atacado a las 04:50 horas del 17 de junio, 1942, por el submarino U-158, comandado por el capitán Erwin Rostin. Posición: 25.26°Norte, 95.33°Oeste, unas 100 millas al este de Corpus Christi, Texas. Tripulación: 44 hombres (30 fallecidos, 14 sobrevivientes).
El U-158 fue hundido el 30 de junio, 1942, al oeste de las Bermudas. Los 56 tripulantes a bordo murieron.
3.- Barco BAJA CALIFORNIA. 1,648 toneladas, propiedad de la MAYAN SS Company, (United Fruit Company), Base: Puerto Cortés, fue atacado a las 06:45 horas del 19 de julio, 1942, por el submarino U-84 comandado por el capitán Horst Uphoff, en la Posición 25.14°Norte, 82.27°Oeste, unas 40 millas al nor-oeste de Cayo Rebecca, cercanos a Key West, Florida. Tripulación: 37 (3 fallecidos y 34 sobrevivientes).
El U-84 fue hundido el 7 de agosto de 1943, en el Atlántico Norte con la pérdida de sus 46 tripulantes.
4.- Barco POMPOON. De bandera panameña, propiedad de United Fruit Company, 1,082 toneladas, fue atacado a las 01:03 de la mañana el 13 de noviembre de 1943 por el submarino U-516 al mando del capitán Hans-Rutger Tillisen, en la Posición 11°Norte, 75°Oeste, unas 75 millas norte de Cartagena, Colombia. Tripulación: 27, (23 fallecidos y 4 sobrevivientes).
El submarino U-516 se rindió en LOCH ERIBOLL, ESCOCIA, el 14 de mayo de 1945.
5. Barco COMAYAGUA. Por información proporcionada por el General ® Marco Antonio Rosales Abella, hemos conocido del hundimiento de este barco, de 2,493 toneladas, propiedad de la United Fruit Company, base: Puerto Cortés, atacado por el submarino U-125, al mando del capitán Ulrich Folkers, con un torpedo a las 18:12 horas del 14 de mayo, 1942, en la Posición 19.00° Norte, 81.37 Oeste o sea, unas 14 millas al sur-oeste de la isla Gran Caimán, y con otro torpedo a las 18:30 horas, hundiéndose inmediatamente. El U-125 salió a superficie y les indicó a los sobrevivientes que estaban a 10 millas de tierra firme. Preguntó por el nombre del barco y mal entendió que era CAYUCA, un barco inglés. Tripulación de 42, de los cuales 7 fallecieron y 35 sobrevivieron.
El hermano del general Rosales Abella, Joaquín Patricio Rosales Abella, sobrevivió el hundimiento.
El U-125 fue hundido el 6 de mayo de 1943, al este de Newfoundland, Canadá, pereciendo sus 54 tripulantes.
6.- Barco CEIBA. 1,698 toneladas, propiedad de SEABOARD SS, (Standard Fruit Company), Base: La Ceiba, atacado el 17 de marzo, 1942, por el submarino U-124 del capitán Johann Mohr a las 02:26 de la mañana con un torpedo, en la Posición 35.43°Norte, 73.49 Oeste, cerca de las costas de Carolina del Norte, USA, tripulación 40, de los cuales 36 murieron y 4 sobrevivieron. No se dan nombres de hondureños.
El U-124 fue hundido el 2 de abril de 1943, al oeste de Oporto, Portugal, con la pérdida de sus 53 tripulantes.
7. Barco AMAPALA. De 4,148 toneladas, propiedad de Standard Fruit Company, Base: La Ceiba, atacado y hundido el 16 de mayo, 1942, por el U-507 al mando del capitán Harro Schacht en la Posición 26.40° Norte, 88.17° Oeste, a las 00:12 de la mañana, en el Golfo de México, al sur-este de Louisiana, USA, con una tripulación de 57, de los cuales 1 murió y 56 sobrevivieron. No se consignan nombres de 11 hondureños sobrevivientes.
El submarino U-507 fue hundido el 13 de enero de 1943, al nor-oeste de Natal, Brasil, falleciendo sus 54 tripulantes.
8. Barco NICHOLAS CUNEO, de 1,051 toneladas, propiedad de la Empresa Hondureña de Vapores, (United Fruit Company), Base: Puerto Cortés, fue atacado a las 16:01 horas, el 9 de julio, 1942, con fuego de cañones por el submarino U-571, del capitán Helmut Mohlmann, en la Posición 23.54° Norte, 82.33° Oeste, unas 47 millas al nor-oeste de La Habana, Cuba, con tripulación de 20 de los cuales 1 falleció y 19 sobrevivieron. No se dan nombres de hondureños.
El U-571 fue hundido el 28 de enero, 1944, al Oeste de Irlanda pero al mando del teniente Gustav Lüssow, falleciendo sus 52 tripulantes.
9. Barco OLANCHO, 2,493 toneladas, de la United Fruit Company, Base: Puerto Cortés, atacado a las 07:52 horas, el 11 de marzo, 1943, por el submarino U-183 del capitán Heinrich Schäfer, en la Posición 22.08° Norte, 85.14° Oeste o sea, unas 30 millas al Oeste del Cabo San Antonio, Cuba. Tripulación de 46, de los cuales 3 murieron y 43 sobrevivieron. Entre los fallecidos se nombra a Rubén Serrano, cocinero, pero con nacionalidad norteamericana.
El submarino U-183 fue hundido el 23 de abril, 1945, en el Mar de Java, a escasas dos semanas del final de la guerra. De su tripulación, 54 fallecieron y 1 sobrevivió.
10. Barco ONTARIO, 3,099 toneladas, propiedad de la United Fruit Company, con Base en Puerto Cortés, fue atacado y hundido por el submarino U-507 del capitán Harro Schacht, a las 02:27 de la mañana del 7 de mayo, 1942, Posición 28.11° Norte, 87.32° Oeste, en el Golfo de México, al sur-este de Louisiana, USA, Se detalla que en la tripulación habían 32 norteamericanos, 11 hondureños, 1 danés y 1 inglés, sobreviviendo todos.
El submarino U-507 ya se reportó su hundimiento en los datos del Barco AMAPALA.
11. Barco CASTILLA, 3,910 toneladas, propiedad de MAYAN SS, (United Fruit Company), con Base en Tela, atacado y hundido el 7 de junio, 1942 a las 04:08 horas, en la Posición 20.15° Norte, 83.12 Oeste, al sur del Cabo San Antonio, Cuba, por el submarino U-107 al mando del capitán Harald Gelhaus, con una tripulación de 59, de los cuales fallecieron 24 y 35 sobrevivieron. Entre los nombres de los fallecidos hay unos con nombre latino que podrían ser hondureños pero aparecen como nacionalidad norteamericana. Ellos son: Baltazar Díaz, Ricardo Delgado, Juan Fúnez, Alfredo Guzmán, Esteban Ramírez y Antonio Valenzuela.
El U-107 fue hundido el 18 de agosto de 1944, en la Bahía de Viscaya pero al mando del teniente Karl-Heinz Fritz, pereciendo sus 58 tripulantes.

Hasta aquí lo documentado en el sitio ya mencionado. Deben de haber habido más hondureños que como tripulantes de barcos mercantes, arriesgaban su vida día a día, pero desafortunadamente, no sabremos sus nombres o destino por falta de documentación.

También hubo unos pocos hondureños que formaron parte de las tropas aliadas que combatieron contra los alemanes, sus aliados o el imperio japonés. Eso tampoco está formalmente documentado o reportado. Por inferencia familiar lejana, conozco la actuación del después coronel del ejército hondureño, el doctor Roberto Zepeda Turcios, quien en su juventud se enlistó en las Fuerzas Armadas Canadienses, sirviendo en el Teatro de Operaciones en Italia y posteriormente en Europa. El doctor y coronel Zepeda Turcios escribió tres libros sobre su experiencia en la Segunda Guerra Mundial, el primero en 1947 titulado “CAMINOS DE RENUNCIACIÓN”, luego en 1951 escribe “DESPUÉS DE LA SIEGA” y por último, en 1976, “HOJA DE ARCE”.

Dentro de las acciones llevadas a cabo por la Fuerza Aérea Hondureña durante la Segunda Guerra, estaban los patrullajes de nuestras costas en el mar Caribe. Es en una de esas misiones, el 24 de julio, 1942, un avión Stinson de la FAH, al mando del teniente Haight, en misión de patrulla, avistó un submarino alemán y le lanzó dos bombas de 60 libras, sin lograr impactarlo. Día después, el 3 de agosto, otro Stinson bajo el mando del teniente Francisco Martínez García y del sargento Armando Murillo Díaz, no regresa de su misión y se cree que fue derribado por un submarino alemán.

Es necesario que nuestras autoridades u otro sector nacional, se preocupen por investigar en los distintos lugares, sitios o documentación, lo ocurrido con los ciudadanos hondureños que ofrendaron su vida en defensa de los valores de la democracia. Posiblemente todavía existan descendientes directos de esos valerosos compatriotas que merecen, en lo mínimo, sea reconocido el sacrificio de sus padres, abuelos, hermanos u otra ascendencia.

Es lo menos que podemos hacer por ellos.

Fuente: Diario La Tribuna 29/12/1013

jueves, 24 de abril de 2014

Sobre las leyes coloniales...



La legislación colonial española de Indias(Parte I)
Por Esther Alexandra Garwer y Rolando Zelaya y Ferrera

La legislación española que se desarrolló para la administración y buen gobierno de las Indias, asi como en lo relativo al monopolio comercial entre la península y los posesiones de ultramar, estaba integrada por Reales Cédulas, Reales Órdenes, Pragmáticas, Instrucciones y Cartas relativas al derecho público de Hispanoamérica:
  1. Las Reales Cédulas Eran expuestas al Rey por el Consejo de Indias; se referían a una cuestión determinada y se caracterizaban claramente por la fórmula: Yo el Rey, hago saber... .
  2. Las Reales Ordenes: Fueron creadas en la época de los Borbones y emanaban del Ministerio por orden del Rey.
  3. Las Pragmáticas Se llamaba así a aquellas decisiones con fuerza general de ley general que tenía por objeto reformar algún daño o abuso.
  4. Las Ordenanzas Fueron dictadas por los Virreyes o por las Reales Audiencias y legislaban sobre asuntos que llegaron en algunos casos a constituir verdaderos códigos.
La particularidad que tenía la legislación indiana es que se destinaba a legislar para cada caso y cada lugar. El hecho de no integrar un programa orgánico de gobierno, sumado a las enormes distancias entre la metrópoli y sus dominios ultramarinos determinó frecuentes confusiones. Esto era común en algunos casos cuando las autoridades aplicaban disposiciones que ya habían sido derogadas, lo cual ocurría por no tener conocimiento sobre las mismas.

Debido a que muchas veces las autoridades encargadas de dictar las leyes desconocían las reales condiciones sociales, políticas y económicas del medio americano, las disposiciones resultaban inaplicables, convirtiéndose en fuente de resistencias y aun de rebeldías ante la ley. Las autoridades encargadas de hacerla cumplir optaban por un acatamiento teórico declarando suspendida su vigencia. En estos casos el Virrey disponía al final del texto la célebre frase: Se acate pero no se cumpla. 

Todos estos inconvenientes fueron advertidos por diversos funcionarios y juristas quienes abogaron por lograr un ordenamiento y codificación de la legislación indiana y así eliminar las abundantes superposiciones y contradicciones legales que dificultan las tareas de gobierno. La legislación colonial, las leyes de Indias, se soportó básicamente en cinco grandes pilares:

1) Las Leyes de Burgos - 1512
2) Las Ordenanzas de Granada - 1526
3) Las Leyes Nuevas de Indias - 1542
4) Las Ordenanzas de Poblaciones - 1573
5) Las Ordenanzas de Alfaro - 1612
6) La Recopilación de las Leyes de los Reynos de las Indias - 1680

Las Leyes de Burgos y las Leyes de Granada atienden a una etapa esencialmente de Conquista y de incipiente desarrollo colonial, de modo que en su contenido buscan poner orden en un momento histórico de frenética actividad conquistadora, y no tanto del asentamiento puro, que vendría poco más tarde. Reflejan la tensión existente entre el deseo de cumplir con los designios divinos de convertir las almas de aborígenes de unos territorios que se preveían más amplios de lo que sugería hasta hacía poco años, a relativamente poco de su descubrimiento, y el ansia de riqueza y reconocimiento social por parte de los españoles, así como el interés creciente de la corona, que vislumbraba posibilidades infinitas aun cuando realmente sus ojos continuaban puestos en un control religioso-militar en diferentes puntos de la bullente Europa de la época.

En especial las Leyes de Burgos, tuvieron una trascendencia muy próxima a los intereses de las huestes conquistadoras. A partir de ellas se definió el texto del Requerimiento, curiosa disposición que debía leerse bajo notario en cada lugar geográfico donde el Conquistador se encontrara frente a una nueva tribu o agrupación poblacional en terrenos no conquistados, con el fin de dar la oportunidad a los nativos de ser conquistados de una manera pacífica, es decir por aceptación de los principios cristianos y del derecho de la corona española a administrar, por delegación papal, las nuevas tierras, evitándoles de ese modo la guerra, de la que por lo general no iban a salir muy bien librados.

Las Leyes Nuevas de Indias corresponden a una etapa más madura de dominio, donde se atiende y se pretende llamar al orden al Colono, al Conquistador o Aventurero venido de España que no repara en medios para obtener la riqueza del nuevo mundo. Estas leyes, no prosperaron debido a las limitaciones que imponían y sería tal el cuestionamiento y enfrentamiento encontrado en América que tras ser recortadas, al poco fueron derogadas. Fue literalmente un pulso entre la Corona, las Órdenes Religiosas y los Colonos. Fueron las leyes más polémicas entre la sociedad colonial bien asentada, ya que le quitaban al español afincado en tierras americanas muchos de los privilegios asumidos desde hacía años, sin los cuales no veían manera de sacar adelante ninguna actividad próspera. Esencialmente ese recorte de antiguos derechos, consistía en ofrecer más libertad a la población indígena oprimida por tratamientos que si bien no eran oficialmente de esclavitud, no distaban mucho de poder ser confundidos con ella, tal como la práctica real de las encomiendas. Cualquier beneficio a favor del indígena era automáticamente un perjuicio para el Colono, que en muchos casos era un Conquistador que había abandonado las armas para empezar a vivir de renta o sacar el máximo de beneficio a sus indiscutibles esfuerzos y riesgos iniciales.

Ya en 1680, inmersos en una etapa de total madurez colonial, y reflejando una dimensión administrativo legal de modo más global, se contó con la Recopilación de las Leyes de los Reynos de las Indias que se publicó durante en el reinado de Carlos II el Hechizado, el último rey de la dinastía de los Austrias, y que reúne de modo muy detallado y preciso disposiciones originadas y ampliadas desde el reinado de los Reyes Católicos hasta el mismo Carlos II, de modo que aparecen los retazos legislativos revisados una y otra vez de Carlos I, Felipe II, Felipe III y Felipe IV. Leerlas es sumergirse en un océano de normas del que -y aquí lo mejor- entre líneas se puede sustraer la filosofía y el modo de hacer de los años de dominación española en América y Filipinas. Se aprecia la burocracia en toda su extensión, pero también un sistema que parecía ser infalible pero que desde Felipe V, el primer rey de la dinastía borbónica, hubo de ser revisado para evitar que sucumbiera en un momento en que otras potencias europeas parecían tomar protagonismo en un océano, el Atlántico, que había sido dominio absoluto de los peninsulares.

Las leyes pudieron influir decisivamente en el desarrollo de la Historia que conocemos, o quizás la Historia facilitó su creación para dar sentido en su nuevo camino americano, es difícil saber quién fue primero, porque a diferencia de otras naciones, España tuvo auténtica vorágine por ordenar y legislar todo aquello que alcanzaba de la mano de sus súbditos. Personalmente creo que vale la pena adentrarse en la Recopilación de Leyes de los Reynos de las Indias, de 1680, porque ahí está la esencia de muchos errores pero también de muchos éxitos de los españoles con respecto a sus posesiones de ultramar. Se trata de un viaje al pasado para entender a una sociedad sobre la que se asienta nuestra cultura contemporánea.

BIBLIOGRAFÍA
http://www.historiadehonduras.hn/