jueves, 27 de diciembre de 2012

AEROPUERTO TONCONTÍN

Dominicales  27 febrero, 2011


Por Rolando Zelaya y Ferrera

Desde el siglo XIX las planicies al sur de Tegucigalpa se conocieron como Los Llanos del Potrero, parte de una hacienda colindante con la hacienda de Loarque. En estos campos tuvieron lugar eventos políticos importantes durante el siglo antes apuntado, inclusive allí fue donde José Santos Guardiola derrota al General Cabañas, logrando arrebatarle la presidencia de Honduras.

Avión de SAHSA frente a la antigua terminal aérea
Avión de SAHSA frente a la antigua terminal aérea

Desde principios del siglo XX. Los Llanos se volvió el lugar donde se encontraba la casa de campo del presidente de Honduras, los mandatarios se retiraban a este lugar par descansar de los sucesos de la semana, se llegaba al lugar saliendo por el Puente Mallol sobre la Calle Real, pasando por Guacerique hasta la Burrera, sorteando la poza de El Vacilón y subiendo por una empinada cuesta directamente a la llanura.
“El Llano” como se le conocía a esta gran planicie al extremo más al sur de Comayagüela, en la carretera al sur, se localizó el campo que sirvió para el despegue y aterrizaje de aviones, para ser más exactos, el lugar donde ahora se encuentra la Base HAM de la Fuerza Aérea. El primer aterrizaje se dio en 1921 cuando un avión mono-motor “BRISTOL” color verde oscuro aterriza con el Capitán Iván Lamb al mando siendo recibido por una gran cantidad de personas, incluidas bellas damitas de sociedad, y el Presidente de la República Don Rafael López Gutiérrez “Pacán”, quién quiebra una botella de champaña en una de las “propelas” de la aeronave.

Se desconoce desde cuando se utilizó el nombre de Toncontín, pero dicen los especialistas que es una palabra derivada de la lengua azteca “Tocotín”, cuyo significado es el nombre de una danza antigua y sagrada de Yucatán, México. El aviador Luigi Venditti realizó varios vuelos utilizando el campo de Toncontín desde la planicie natural ubicada donde hoy son las instalaciones de la Fuerza Aérea Hondureña hasta el “Comedor Marina” y las instalaciones de la compañía “ESSO”. José Villa, de nacionalidad Italiana, es otro de los precursores de nuestra aviación en realizar innumerables vuelos desde Toncontín. También lo hacen Starnaivola, Enrique Massi, Ball, Clarence H. Brown, este último se encargaba de transportar el correo aéreo, en diferentes aviones como los “COUDRON” que fueron presa de las llamas en la revolución de 1924.

Vista aérea de Toncontín en 1936 recién reorientada la pista de sur a norte. Antes se aterrizaba por lo general de oeste a este para terminar cerca de la Casita de los Placeres.
Vista aérea de Toncontín en 1936 recién reorientada la pista de sur a norte. Antes se aterrizaba por lo general de oeste a este para terminar cerca de la Casita de los Placeres.

Toncontín entra en la era de la aviación comercial cuando el Dr. Thomas C. Pounds pone a operar un avión “SWALLOW” y un “AERO MARINE” encargados del transporte del correo aéreo y de pasajeros a la costa norte. Así sucesivamente el campo es utilizado para otra tarea, como puerto de reabastecimiento de aviones de los Estados Unidos, cuando en noviembre de 1927 pasa por Toncontín un avión “TRI-MOTOR” de la Armada.

La guerra civil de 1924 permite a Carías ver que la aviación tiene mucho futuro en Honduras al facilitar no solo un medio de transporte ideal para un país montañoso, sino también, al funcionar como arma estratégica militar. Por estas razones y con el posterior crecimiento de la aviación comercial y el surgimiento de la Fuerza Aérea, el General Tiburcio Carias, entonces en el poder, compra en 1933 18 manzanas de tierra a los herederos de Doña María Godoy de Bustillo y permuta dos hectáreas de tierra con Don Concepción Godoy. El Gobierno paga 990.00 Pesos por el destroncamiento, drenaje del campo, y la rectificación de la pista ahora orientada norte-sur en la parte más larga del llano que colindaba al norte con El Vacilón y al sur con la antigua terminal, y el cinco de enero de 1934 se inaugura con el aterrizaje de un moderno avión DC-3 de “PAN-AMERICAN”. Meses después “TACA” inaugura el “HOTEL TONCONTIN” para alojar los pasajeros que iban en tránsito y la “PAN-AMERICAN” construye un hangar donde hoy es el “AEROCLUB DE HONDURAS”.

En 1938 al construirse la primera desviación de la carretera del sur que pasaba atrás de las actuales instalaciones de la Fuerza Aérea desde el desvío a la Colonia San José; se inaugura la construcción del  edificio de la F.A.H, trasladándose la escuela “NORMAL DE VARONES” dirigida por el profesor Raúl Zaldívar que allí funcionaba hacia Comayagua; así como la desaparición de la “CASA DE LOS PLACERES”, como llamaban a la casa de descanso de los presidentes ubicada donde hoy es el Cuartel General de la F.A.H..

En servicio desde su inauguración en 1948, la nueva terminal aérea de Toncontín continúa sufriendo modificaciones.
En servicio desde su inauguración en 1948, la nueva terminal aérea de Toncontín continúa sufriendo modificaciones. 

Surgiendo la necesidad de construir una moderna terminal aérea para la capital de la República, el Presidente Carias ordena su construcción en 1945, indemnizando a los propietarios a de las tierras adyacentes, siendo los afectados: Águeda Flores, Carmen Sanabria, Herederos Cristóbal Canales, Sonia Canales de Mendieta, Merenciana de Lainez, Luis Godoy, José R. Venegas, Herederos Socorro Reconco, Petronila Varela Girón, Fernando Zepeda Durón, Maria Niní de España Valladares, Francisco Reconco, Pedro Obando, Roberto Inestroza, Tomás A. Lozano, Miguel Brooks, Jesús Galo, Pedro Arturo Zúñiga, Roberto Velasco y Velasco, Ricardo Reyes Noyola, Adolfo V. Midence, Camilo R, Reina, y Celia de Barrientos.

Se realizaron nuevas desviaciones a la carretera del sur a la altura del desvío a la carretera del batallón y una tercera frente a la casa de Don Luis Godoy; la dirección de la obra se encargó a los Ingenieros Francisco J. Mejía, Francisco J. Prats, Guillermo Inestroza, y Raúl Lardizábal, y fue terminada en Marzo de 1948 con una amplia pista, una moderna terminal de tres plantas, torre de control, sala de espera, aduana, cafetería, alojando las oficinas de la naciente Dirección de Aeronáutica Civil, y colocando un busto del precursor de la aviación mundial, el brasileño Santos Dumont. En servicio desde 1948, año en que fue inaugurada, esta terminal sigue en servicio después de numerosas modificaciones.

Para entonces se piensa en ampliar Toncontín o construir una terminal nueva para la ciudad capital creándose un comité presidido por Don Jesús Ricardo Fléfil. En el año de 1962 se inaugura el primer alumbrado para vuelos nocturnos con lámparas de Kerosén. Para 1965 aterriza el primer avión jet en Toncontín, un “BAC ONE-ELEVEN” de la compañía “TACA”.-

Vista de la terminal aérea original en el área donde ahora se encuentra la Base HAM de la Fuerza Aérea.
Vista de la terminal aérea original en el área donde ahora se encuentra la Base HAM de la Fuerza Aérea.

En 1974, se recibe una gran cantidad de aviones de carga provenientes de todo el mundo con ayuda para los damnificados por el huracán “Fifí” ya que los aeropuertos de “La Mesa” y Golosón” estaban anegados. En el mes de Noviembre de 1998, como consecuencia del Huracán “Mitch” y por estar cerrados los demás aeropuertos del país, el viejo aeropuerto de Toncontín registra 4,537 operaciones de despegue y aterrizaje en ese mes, lo que equivale al tráfico aéreo de mas de tres años de operaciones normales. En el año 2000, se otorga la concesión de la operación de los aeropuertos internacionales del país a “INTERAIRPORTS” y poco tiempo después, “TACA” empieza a operar brevemente con vuelos nocturnos. En todos estos años, se han registrado un total de 44 accidentes aéreos, 3 de ellos en Toncontín y los demás en las cercanías de la capital. Su pista está ubicada a 1,005 metros sobre el nivel del mar y tiene actualmente 2,169 metros de largo por 45 de ancho.

El movimiento de pasajeros por año es de 360,000 personas. El antañón aeropuerto Toncontín de la ciudad Capital, es hoy un aeropuerto con categoría Internacional dada la importante afluencia turística y comercial proveniente de todos los países del mundo. Hoy, es víctima de la mala propaganda nacional e internacional y de las intrigas políticas. Pese a que esta certificado por OACI y la FAA, accidentes por mal uso del procedimiento han provocado la reticencia de muchos hacia su uso como aeropuerto internacional, inclusive un documental lo marcó como el segundo mas peligroso del mundo aunque en realidad es el quinto en limitaciones de aeronavegabilidad. Aunque otro aeropuerto internacional sea acondicionado en Toncontín, este siempre será parte de la historia de Honduras. Aprender de la historia es la lección: solo así Honduras Avanza.

1 comentario:

  1. Me causa duda el origen de la palabra "Toncontin" ya que en Honduras no hubieron Aztecas. ¿Podria ud. profundizar en mi interrogante?

    ResponderEliminar